Siguiendo la fórmula artesanal iniciada en 1943 por Melchor de la Hija, continuamos elaborando patatas fritas artesanas, seleccionando, en cada época del año, las mejores materias primas, sin conservantes ni colorantes.

En la cadena de elaboración, la patata es repelada a mano, para que llegue a la sartén completamente blanca y limpia.

En la sartén unas manos expertas, le dan el tiempo justo de fritura, y tras un perfecto escurrido deja la patata lista sin grasas, para un posterior envasado con el punto justo de sal.

Nuestras patatas fritas son totalmente artesanas y solo llevan aceite de girasol 100% y sal.

Contamos con una de las mejores selecciones de frutos secos.

0
    0
    Carrito
    Tu carrito está vacíoIr a la tienda
      Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
      Privacidad